Blog

Salud bucodental: diabetes y las enfermedades periodontales

Salud bucodental: diabetes y las enfermedades periodontales

  |   salud bucodental – salud dental

La asociación entre la diabetes y las enfermedades periodontales está claramente demostrada. Por eso debemos concienciar a la población diabética que es necesario seguir un buen tratamiento, un seguimiento en su clínica dental para una revisión periódica. Además de mantener buenos hábitos de alimentación y ejercicio.


DATOS DE LA DIABETES EN ESPAÑA

Salud bucodental: diabetes y las enfermedades periodontalesEl 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de la población.

Es importante destacar que muchos desconocen que tienen esta enfermedad. Y es preocupante porque un diagnóstico tardío puede implicar complicaciones, ya que si no está adecuadamente tratada, puede afectar a la vista, al corazón, a los riñones y también afectar nuestra salud bucodental.

Además en un estudio profundo realizado en una clínica dental se puede detectar si sufrimos esta enfermedad.

Por eso en la Clínica Dental Odontic en el Día Mundial de la Diabetes nos sumamos a la campaña de concienciación sobre la diabetes.


LA DIABETES Y LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES

Uno de los problemas más comunes de la salud oral vinculada a la diabetes es la enfermedad periodontal.

En los últimos años se está constatando que la asociación entre la diabetes y las enfermedades periodontales es bidireccional. Es decir, que la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades periodontales (como la periodontitis) y que las enfermedades de las encías afectan negativamente a la diabetes, perjudicando incluso el control del nivel de azúcar en sangre (glucemia).

Los diabéticos pueden tener problemas en dientes y encías a causa del azúcar en sangre y saliva. Lo cual aumenta el crecimiento bacteriano en la boca.

Otros de los problemas en la boca causados por la diabetes, son aumento en la incidencia de caries, la afección conocida como «boca seca», candidiasis oral, infección y retraso de la cicatrización… Así como deterioro en el sentido del gusto.

Para ayudar a prevenir dichos problemas aconsejamos una vez más, un buen control del nivel de glucosa en sangre. Además del mantenimiento de una higiene adecuada de dientes y encías, y el control regular por su dentista habitual.


Si es DIABÉTICO, CUIDE SU SALUD BUCODENTAL

Para conocer mejor qué es esta enfermedad podéis acceder a esta página de la Organización Mundial de la Salud (OMS).